Para todo mal, mezcal, y para
todo bien, también.
— A Oaxacan Proverb